Si quieres que tus joyas de plata luzcan como el primer día…

Debes asumir su limpieza como rutina, cuando hablamos de Cuidado de tus joyas de plata. Aquí tienes 5 consejos de nuestros expertos para que sepas cómo. Cinco son los consejos, 5 Consejos para el cuidado de tus joyas de plata.

  1. Conoce lo que tienes entre manos.
    Casi todas las joyas de plata tienen unos números estampados que indican su pureza. Esto sirve para garantizar la calidad de tus joyas, ya que por desgracia se venden muchas que son falsas.Si en tus piezas pone 950 significa que esa plata necesita de limpieza y pulido constante. Si por el contrario aparece 925, estás de suerte porque es un tipo de plata que es más duradera y no necesita de tantos cuidados.

Toda la joyería de Finee, ya sea personalizada o no, es 925 por lo que requiere de menos cuidados que las joyas que puedan ofrecer otras marcas.

Si no estás segura del tipo de plata que tienes, no dudes en acudir a tu joyero de confianza. El será capaz de decírtelo.

Guárdala bien.

La plata es un metal precioso que se oxida solo con el contacto con el aire, ¡así que imagina lo delicada que es! Necesitarás un lugar apropiado para protegerla debidamente. Y por supuesto, ser constante con sus cuidados.

Lo más importante es que no la dejes tirada por ahí. Ni encima de tu mesita cuando vayas a dormir, ni la metas al bolso, ni la dejes en tu joyero abierto de par en par. Si no te las vas a poner lo ideal es que las metas en unas bolsitas especiales que evitan la oxidación. Este tipo de bolsas te ayudarán a mantener la humedad y el aire fuera, manteniendo así su brillo intacto.

Si no puedes hacerte con estas bolsitas, bastará con que las dejes en tu joyero, aunque asegúrate de que no se tocan unas a otras. Lo último que querrías es encontrarte tus preciosas joyas arañadas.

¡Mantenla seca!

En teoría, el agua como tal no es capaz de dañar tu plata, sin embargo la mayoría del agua a la que estamos expuestos no está purificada. Contiene químicos y contaminantes que pueden ennegrecer y restar brillo a tus joyas, por lo que hay un par de cosas que debes tener claras.La primera, es que si te has duchado llevando tus joyas no tienes por qué preocuparte. Simplemente recuerda secarlas bien cuando acabes, aunque en general es mejor si te las quitas antes, así evitarás que la cal haga de las suyas.

Y por supuesto, si vas a la piscina o al mar

Siempre… siempre debes quitártelas antes. El cloro y la sal son los peores amigos de tus joyas.Y por último, un pequeño truco. Los químicos de las cremas y los perfumes aceleran la oxidación. Échatelos primero y espera a que sequen y a continuación ponte tus joyas. Solamente haciendo esto te ahorrarás muchos enfados.

Límpiala a menudo para el cuidado de tus joyas de plata

La plata es muy delicada, y a pesar de todos nuestros esfuerzos seguirá ensuciándose . Por suerte, se lleva muy poco tiempo limpiarla y es muy fácil.Sólo necesitas un trapo especial para joyería. Suelen estar impregnados con una sustancia especial que da un brillo muy duradero. Los venden en cualquier joyería. ¡No las frotes con nada más! El papel higiénico o tus toallas pueden arañarlas.

Asegúrate de frotar con el trapo en una sola dirección y no en círculos y tampoco frotes las partes que estén ennegrecidas a propósito.

Quítatela cuando no la necesites

Sabemos cuánto te gusta lucir tus joyas, de verdad. Pero es muy importante que sepas cuándo quitártelas.Los químicos, la sudoración, el cloro o demasiado sol pueden llevarse ese brillo que tanto te gusta de tu plata. Así que evita las situaciones en las que puedas estar expuesta a esos agentes, aunque también en las siguientes:

  • Piscinas, playa y saunas.
  • Cuando vayas a ducharte o a bañarte.
  • Cuando friegues los platos o uses químicos.
  • Cocinando.
  • Lugares muy calurosos con mucha luz directa.
  • Arreglándote (con perfumes, cremas, lacas, etc.).
Publicado en: PlataEtiquetas: , , ,

Deja un comentario